A casi un año de la suspensión del servicio de la línea 74 en Almirante Brown,  los colectivos vuelven a circular cubriendo todo el recorrido.

En principio funcionará en las franjas de hora pico: hacia Capital, de 2 a 5 de la mañana circularán cada media hora y de 5 a 8 lo harán cada diez minutos. Para el regreso habrá coches cada diez minutos entre las 19 y las 22. Por la noche, de 22 a 23 circulan cada veinte minutos y de 23 a tres de la mañana, cada media hora.

La puja para que los colectivos volvieran a circular fue larga y requirió la intervención de la Comuna. “Esta reducción de servicios afecta a numerosos usuarios que, entre otros destinos, se han quedado sin conexión con la Universidad de Lanús ni con la sede de la UBA en Avellaneda. Tampoco lo contarán como alternativa cuando el tren Roca sufre alguna demora o cancelación”, consignada el escrito que el Municipio había elevado entonces a Nación.

Pasaron los meses sin respuestas concretas, hasta que en los primeros días de este año se llegó a un acuerdo para que la empresa cubriera, en principio, estos horarios de ida y vuelta del trabajo. Desde el Municipio confirmaron que, con el correr del tiempo, se irán sumando servicios para volver al cronograma habitual.

Durante el año pasado el conflicto había quedado trabado porque Transporte no daba luz verde al reclamo.En ese momento, desde el Ministerio habían argumentado: “El recorrido formal de la línea finaliza en Burzaco. Llegaba a Longchamps pero fuera de reglamento”.

Ahora, por el contrario, prometen que se llegará a cubrir también la franja que todavía sigue sin servicio, es decir que habrá colectivos a Capital después de las 8 y hacia Longchamps antes de las 19.

Melisa Delgado Niglia