Frente a la crítica situación que viven los sectores más humildes, la Juventud Sindical de la CGT que encabeza Sebastián Maturano (La Fraternidad) decidió activar una cruzada solidaria para colaborar con los curas villeros y las organizaciones de desocupados. Se trata de una colecta popular para acercar alimentos no perecederos, artículos y elementos de limpieza a distribuir en los barrios más pobres de Capital y Área Metropolitana.

«Veníamos trabajando esta idea con el resto de los compañeros que nos acompañan y viendo la reunión del Presidente Alberto Fernández con el obispo Gustavo Carrara nos comunicamos con ellos y concretamos de hacerla efectiva desde el miércoles cuando haremos la colecta. Lo que más necesitan son alimentos nos explicaron», dijo Maturano.

Carrara, junto a los padres José María Di Paola , Lorenzo de Vedia, Juan Isasmendi, Eduardo Drabble, Niciolás Angellotti y Carlos Olivero departieron días atrás con Alberto Fernández respecto a las urgencias de los más pobres incrementadas en la emergencia sanitaria. «La colecta se destinará a los barrios más necesitados de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Llevaremos comida y elementos de limpieza para los comedores y merenderos en los que trabajan antes y después de esta emergencia, estos sacerdotes junto a organizaciones sociales con el esfuerzo de tantos compañeros», detalló Maturano.

Los curas villeros desde sus organizaciones preparan la comida para los más pobres y la distribuyen a través de viandas. «Si hablamos de solidaridad eso se logra con el trabajo de todos y la unidad de todos», sostuvo el titular de la Juventud Sindical que nuclea a más de 45 sindicatos. Maturano está secundado por Sergio Luciano Sasia y harán llegar los elementos que logren recolectar por la cruzada de esa organización gremial donde confluyen los sindicatos confederados en Azopardo.

Liliana Lopez