La convocatoria a una gran movilización para acompañar la asunción de Alberto Fernández el próximo 10 de diciembre comenzó a asomar públicamente a partir de declaraciones de uno de los titulares de la CGT, Héctor Daer, quien dijo «no tener dudas» de que así será luego de los «padecimientos» sufridos «en estos cuatro años» de gestión de Cambiemos.

«Es una tentación grandísima para los trabajadores, que padecimos tanto en estos cuatro años, que hoy nos podamos movilizar para acompañar y estar, y sentirnos parte de la vuelta del país a otro rumbo», según dijo el referente de la central obrera.

«No tengas dudas de que así va a hacer», agregó Daer, uno de los sindicalistas más próximos a Fernández, al completar su respuesta sobre la posibilidad de que sea lanzada una convocatoria para acompañar la asunción del nuevo gobierno con una gran movilización, el próximo 10 de diciembre.

Por otro lado, el dirigente cegetista remarcó que «todas las organizaciones sindicales son parte del proceso político que viene» y destacó el camino de la reunificación de la central obrera «más allá de la formalidad institucional».

En este sentido, sostuvo que «la gestualidad es fundamental», y postuló que, «cuando hay gestos recíprocos que nos van acercando, desaparecen los matices».

En tanto, desde el lado de Cambiemos, el presidente Mauricio Macri convocó el sábado último a través de las redes sociales a una marcha en la Plaza de Mayo para el sábado 7 de diciembre a las 17, tres días antes de la asunción de Alberto.

NG