En su columna editorial por #PrimerMañana, el Director del Grupo Agenhoy compartió una reflexión sobre la ceremonia del Vudú Bahiano.

Roberto Zarlenga relató una historia de danzas, dioses y preguntas que surgen en toda la sociedad.

“Para iniciar una ceremonia de Vudú humano se necesita gente y un poste en el medio de la pista. Se comienzan a batir los tambores y desde la lejana África los dioses oyen el llamado y acuden.” contó.

“Sin el poste no se podría unir el mundo de lo espiritual con el mundo de los hombres. Los dioses descienden a través de los postes y encarnan en las personas”, continuó.

“El dios encarnado empieza a contarle a la gente como fue el viaje. Y le contesta a las personas lo que quieren saber.”, expresó.

Para finalizar, Zarlenga brindó un pensamiento: «Esto me hizo reflexionar que muchas veces necesitamos que alguien conteste nuestras peticiones.», manifestó.

ESCUCHÁ LA COLUMNA COMPLETA

Rodrigo Gauna