El candidato a gobernador por el Frente de Todos, afirmó esta tarde que de ser electo en las próximas elecciones, durante su gestión “se va a combatir el narcotráfico”.

“El narcotráfico es un problema muy grave que hay que combatir con menos marketing y más políticas públicas. Se debe perseguir y castigar a toda la cadena de producción, comercialización y distribución de droga”, expresó Kicillof.

Consultado sobre las repercusiones que tuvieron sus declaraciones del día de ayer, a un programa periodístico, Kicillof explicó que lo que hizo fue “comentar lo que me dijo un cura, que trabaja en un barrio, no dije que esa va a ser mi política, ni justifiqué ese accionar».

Y agregó, que de ser elegido por el voto popular para gobernar la Provincia, en su gestión: «Sí se va a combatir el narcotráfico, perseguir el delito y lo que es delito, castigarlo, de eso no hay duda”.

“Lo que hemos visto en el día de hoy es que evidentemente no comprendieron lo que pasó el 11 de agosto, porque siguen apelando a la chicana, a la mentira, a la agresión. Deberían dedicarse a tratar de asumir y solucionar alguno de los problemas que han creado”.

En este sentido, apuntó contra el actual gobierno de María Eugenia Vidal y señaló que existe una “especie de exaltación de la política del actual gobierno contra el narcotráfico y el delito y la verdad que en eso fracasó.»

«Recorriendo la Provincia, conociendo lo que ocurre en los barrios, lo que se ve es que ha habido un aumento del delito y la situación es grave”, manifestó Kicillof.

Asimismo, reveló que desde el 2015 al 2019 “el Presupuesto de seguridad en Provincia de Buenos Aires bajó 30% en términos reales, hay menos inversión en seguridad pero mucho marketing y propaganda”.

«Se conocieron los datos oficiales de la Procuración de la Provincia de Buenos Aires que detallan que hay más delincuentes armados y que los delitos vinculados a droga, subieron un 33,1%”.

Por otro lado, renovó sus cuestionamientos sobre la política económica de la actual gobernadora y dijo: “hubo una muy mala gestión de Vidal con respecto a la deuda.  Con la deuda de la Provincia hubo el mismo desmanejo que en la Nación, la deuda era 9 mil millones en 2015 y ahora es de 12 mil millones y en dólares”.

Finalmente, y en cuanto a las obras de infraestructura llevadas adelante por el oficialismo, Kicillof aseguró que “toda obra que haya hecho este gobierno, aunque haya sido menos que en gobiernos anteriores, hay que celebrarla y continuarla, pero la verdad es que los resultados no son buenos”.

Agenhoy