El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, pidió a los bonaerenses que “estén a la altura, con generosidad y con tranquilidad” para enfrentar la emergencia sanitaria de COVID-19 y remarcó que “tenemos una oportunidad muy grande de dar el ejemplo, cuidar a los que queremos y al país”.

En ese sentido agregó: «Es lo que esperamos de cada uno de nosotros como pueblo, que demos todos una respuesta responsable, una respuesta solidaria, de cuidarnos uno al otro, que no sea un sálvese quién pueda”. Por otro lado remarcó que “ha habido postales estos días de situaciones contrarias y la autoridad actuó también, porque hay que hacer cumplir estas normas» para evitar la propagación del virus.

El Gobernador aseguró que además de las medidas de restricción y los cuidados preventivos, se está trabajando en la necesidad de expansión de la capacidad de atención del sistema sanitario: “Hay que actuar en conjunto con todas las provincias y con la Nación, la idea es que la situación económica producida por la pandemia no genere también muchas dificultades adicionales”.   Kicillof reconoció que “hoy tenemos un parate económico muy fuerte” pero que, sin embargo, en Argentina “tenemos una ventaja de tiempo” en comparación con otros países y que el presidente “Alberto Fernández está rodeado de expertos y decidió tomar las medidas oportunamente y con la dureza que hay que tomarlas”.

“Algunos están descubriendo que el Estado es imprescindible en estas situaciones y están valorándolo, en todos los países del mundo”, agregó.

Con respecto a la cuarentena adoptada desde este viernes y las nuevas medidas de circulación restringida, el Gobernador expresó que “nos ponen a prueba en muchísimos aspectos que están encadenados, si todos salen corriendo a comprar pueden provocar algo que no iba a pasar, por eso el Ministerio de Producción de la Nación y la Provincia están en contacto con las empresas productoras de bienes de consumo para garantizar el abastecimiento y se van a castigar los abusos de precios”.

LF