El candidato a gobernador bonaerense por el Frente de Todos, Axel Kicillof, salió con los tapones de punta contra «el industricidio de Macri, donde se perdieron 4.200 empresas» y añadió que «en la Provincia «cierran 140 por mes».

Aseguró que «a ningún sector de la industria le está yendo bien». Esas declaraciones las formuló durante el primer Congreso Industrial PYME que, organizado por la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires (Uipba), se lleva a cabo en Costa Salguero.

«Hay una situación financiera muy frágil y por eso no pienso hablar de la coyuntura. Hay mucha sensibilidad y no quiero que la situación se deteriore más. Voy a hacer un prudente silencio», manifestó Kicillof al abrir su exposición.

El ex ministro de Economía fue tajante: «Tengo información exhaustiva sobre la Provincia. No les voy a contar a ustedes cómo está la industria. O que ocurrió en estos 4 años. No conozco ninguna rama que pueda decir que le va bien». «Hay un declive generalizado. A ningún sector de la industria argentina le está yendo bien», agregó.

«El diagnóstico es muy malo. No hay precedentes de una caída así: 11,4% entre enero de 2016 y junio de 2019. Y se perdieron más de 4.200 empresas. Eso también pasó muy pocas veces en la historia», sostuvo.

El candidato explicó que «fue un período sistemático y continuo de perdida de empresas. En la Provincia hay 140 empresas por mes que cierran y 1.200 empleos que se pierden. Es una sangría espeluznante». «Era un modelo basado en una lluvia de inversiones y un boom exportador. No pasó una cosa ni la otra. Retrocedimos diez años en producción industrial. En algunos sectores retrocedimos veinte», dijo.

«Era inevitable que pasara esto con la política macroeconómica adoptada: se trató de que el costo local de la energía fuera determinado por su costo en el mercado internacional y cobrado en dólares. En ningún momento se intentó solucionarlo. Creo que eso está mal y es injusto», aseveró.

Kicillof opinó que «las guerras comerciales se deben a que los países cuidan su industria y tratan de que el aluvión de productos importados no perjudiquen a sus productores. Este gobierno hizo un proceso de apertura comercial indiscriminada».

«A este plan económico lo llamé «la tormenta perfecta’ y a su resultado el industricidio», afirmó y sumó: «Ante esta política macro, los gobiernos provinciales tienen herramientas para morigerar sus efectos. En ninguna provincia hubo tanta inacción como en Buenos Aires».

Agenhoy