Una nena de 12 años fue violada por un vecino de 65 años en Jujuy y víctima de ello quedó embarazada. Atraviesa el sexto mes de gestación y aunque Gerardo Morales, gobernador, dijo que autorizarían la ILE para que frene su embarazo, advirtió asimismo que será mediante una cesárea.

 

Interrupción Legal del Embarazo, ILE, con esas siglas se conoce el mecanismo legal que establece el Código Penal para aquellas causales que contemplan la práctica del aborto en cuerpos gestantes.

Ellas son cuando: «el embarazo representa un peligro para la vida de la mujer y este peligro no pueda ser evitado por otros medios; el embarazo representa un peligro para la salud de la mujer y este peligro no pueda ser evitado por otros medios; el embarazo proviene de una violación; el embarazo proviene de una violación sobre una mujer con discapacidad intelectual o mental.»

La niña jujeña ingresó el viernes al Hospital Guillermo Paterson con un fuerte dolor estomacal y los médicos que la asistieron constataron que se trataba de un embarazo. Su familia denunció ante la justicia que la nena había sufrido una violación y solicitaron a las autoridades la interrupción legal del embarazo.

En tanto, el gobernador norteño, Morales, señaló que le otorgarían el derecho ya que su caso tiene «3 causales que prevé el código penal que autorizan y legalizan la interrupción del embarazo».

 

No obstante lo cual, según el Ejecutivo provincial emitió un texto que comunica que se hará mediante cesárea porque según sostiene es «el procedimiento que mejor resguarda la salud integral de la niña».

 

Desde la Campaña por el Aborto Legal Seguro y Gratuito repudiaron el hecho y llamaron a hacer un Twittazo federal de 11 a 13 con el hashtag #CesareaNoEsILE. En la convocatoria señalan: «El Gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, miente. La niña víctima será sometida a una cesárea contra voluntad expresa».

Carolina Bisgarra