El senador nacional de la UCR Juan Carlos Marino negó este miércoles la acusación que le formuló una empleada por abuso sexual mediante una carta que leyó en pleno recinto y en la que afirmó que “ponía a disposición del cuerpo” sus fueros como senador de la Nación.

“Niego haber tenido respecto de la denunciante una situación como la que se ha denunciado, y de la que no he sido formalmente notificado”, aseguró desde su banca en el Congreso y continuó: “He realizado las acciones necesarias a fin de ponerme a derecho, sometiéndome a la justicia”.

Finalmente, tal como había trascendido en la previa de la reunión, el dirigente radical anunció: “Hago saber expresamente que pongo a disposición mis fueros como senador de la Nación”.

Claudia Guebel denunció que al senador radical la acosó sexualmente en varias oportunidades, entre 2016 y 2018. Primero, a través de mensajes de WhatsApp, y luego con acciones concretas: la mujer aseguró que el senador le tocó sus pechos. El fiscal Federico Delgado consideró que había elementos suficientes para iniciar una investigación y lo imputó. En este sentido, le requirió al juez Ariel Lijo ordenar medidas de prueba como citar testigos.

Más tarde, afuera del recinto, Marino dialogó con la prensa, y allí ratificó aún más su postura. “Soy una persona inocente. No tengo nada para ocultar y lo que tengo que hacer es creer en los poderes del Estado”. afirmó.