Doce denuncias fueron presentadas en el fuero penal por parte de IOMA, quien responsabiliza a la Agremiación Médica Platense por una deuda que ascendería a 8 millones de pesos sólo en el mes de marzo.

En la causa, IOMA expresó que no se controló a los profesionales, aseverando que facturaron por prestaciones no realizadas, y la falsificación de firmas de afiliados. La acusación alcanza a los propios prestadores.

Además, desde el Instituto aseguran que se facturó demás por prácticas que no se realizaron.

La denuncia pretende que la Justicia investigue las presuntas irregularidades este año y los antecedentes de las presentaciones de facturaciones de 2019 para detectar posible defraudación en prejuicio de IOMA y sus afiliados.

Según trascendió, solamente en el pasado mes de marzo los equipos auditores habrían detectado irregularidades por un monto de $ 8 millones y también presentaciones de facturación por prácticas médicas que no habrían sido realizadas.

La maniobra perjudicó también directamente a los afiliados ya que, mediante auditorías en domicilios, se confirmó que algunos médicos falsificaron firmas en la documentación de la facturación de personas que supuestamente habían recibido prestaciones y atención médica, pero nunca asistieron a esas consultas.

Según trascendió, aparecían en las planillas dando su conformidad con nombre, apellido, número de afiliado y firma.

El eje de la denuncia penal presentada por IOMA contra la agremiación tiene dos aspectos clave. Por un lado apunta a cada uno de los profesionales detectados que cometieron perjuicio sobre los afiliados de la obra social.

Y por, el otro, se responsabiliza a la Agremiación Médica Platense de no llevar adelante los mecanismos de contralor oportuno y necesario para la presentación de la facturación mensual de sus agremiados.

LF