Por el arrastre negativo de Macri y Vidal, los principales jefes comunales del oficialismo en el Conurbano y Región Capital perdieron en sus municipios y pusieron en riesgo su reelección. A cambio de fiscalización, propusieron desacoplar las candidaturas a intendente de las listas de Juntos por el Cambios y Consenso Federal para poder repartir las boletas cortadas en sus distritos.

La estrategia de los Jefes Comunales implicaría diferenciar la gestión municipal de la nacional o provincial y, al mismo tiempo, encontrar un candidato que si no los impulsa para arriba, al menos no los aplaste. Por eso sondearon al ex ministro de Economía  Roberto Lavagna para entablar una negociación.

Julio Garro (La Plata), Nicolás Ducoté (Pilar), Diego Valenzuela (Tres de Febrero), Martiniano Molina (Quilmes) y Darío Kubar (General Rodríguez), fueron algunos de los que iniciaron los contactos con dirigentes de Consenso Federal.

Según el análisis que hacen los intendentes, Lavagna se vería beneficiado porque sumaría el impulso que ellos tienen en los distritos y -además- a cambio le garantizarían una buena fiscalización, un tema preocupante para Consenso por la experiencia de las PASO.

Si bien la respuesta de Lavagna a las propuestas fueron negativas, no se descarta que a nivel local los Jefes Comunales lleguen a acuerdos con los candidatos de Consenso Federal para repartir las boletas cortas.

NG