A partir de noviembre, el Gobierno de Juntos por el Cambio, autorizó una serie de aumentos que van desde alimentos de la canasta básicas familiar, la medicina prepaga y los servicios, golpeando aún más el bolsillo de los argentinos.

En este sentido, desde las cero del viernes pasado, el Gobierno nacional autorizó un aumento del 5% en precios de las naftas y gasoil, ante el reclamo de las empresas petroleras de poner fin al congelamiento de precios que tenían vigencia hasta el 13 de noviembre.

Asimismo, aumentan el precio de los alimentos. En los próximos días el kilo de pan tendría una suba del 30% debido a que la bolsa de harina pasó de $1.000 a $1.300. El precio de la carne también se incrementaría casi 18%.

Cabe mencionar que esta semana se terminó el acuerdo de Precios Esenciales, con alimentos básicos cuyos precios estuvieron congelados durante seis meses. Ahora una parte pasará a formar parte del listado de 529 artículos del programa Precios Cuidados, pero con una suba promedio del 13%.

Por otro lado, también aumentan los servicios. En el caso de la Provincia de Buenos Aires, la gobernadora María Eugenia Vidal, autorizó un incremento del 25% en las tarifas de luz, que entrará en vigencia a partir del 1 de marzo del 2020.

También las empresas de telefonía móvil aplicarán subas en los precios de sus planes. En el caso de Movistar, la compañía retocará los precios a partir del 2 de noviembre para planes pospagos, con un aumento de más de 22%, y 15 de noviembre para planes prepagos con un incremento del 11%.

Por su parte, la empresa Personal  incrementará sus planes pospagos desde el 18 de noviembre y prepagos desde el 15 de noviembre en un 17,7% en promedio.

Por último,  la medicina prepaga aumentará un 12%. Se trata del octavo aumento del año: 5% en febrero; 7,5% en mayo y luego otro 17,5% que fue escalonado en julio (6%), agosto (6%) y septiembre (6%). Los últimos fueron de 4% en octubre y 4% en noviembre.

NG