La terminal de ómnibus de Retiro, en esta capital, se modernizará a partir de los pliegos de licitación que aprobó hoy el Gobierno Nacional, con una inversión cercana a los 1.000 millones de pesos.

   Esos pliegos quedaron formalmente aprobados por medio de una resolución del Ministerio de Transporte, publicada este viernes en el Boletín Oficial.

   Según indicó ese organismo, el proyecto apunta a una mejor convivencia de la nueva terminal con su entorno urbano, con vistas a la inminente inauguración del Paseo del Bajo y de la proximidad con el Barrio 31.

   En sus doce hectáreas de superficie, la terminal será completamente renovada, con nuevas boleterías y accesos, baños y servicios para los pasajeros.

   El nuevo código de planeamiento de la Ciudad habilita o da lugar al establecimiento de nuevos comercios o locales comerciales minoristas y permite alojamientos hoteleros, recordó Transporte.

   Y afirmó que Nación y Ciudad «trabajarán en conjunto y de manera coordinada para la mejor coexistencia de la terminal con su entorno».

   El proyecto prevé la apertura de una nueva calle de acceso al Barrio 31, lindera a la terminal.

NG