Los puntos de encuentro serán las principales ciudades de todas las provincias del país y reclamarán la atención urgente e integral por parte del Gobierno nacional y del Banco Central en relación a la problemática que tienen y buscar así una solución a lo que ellos consideran ser «el sector más afectado por este sistema perverso y usurero».

A través de un comunicado, expresaron que «la inflación no cesa y el deterioro en nuestra calidad de vida se acrecienta día a día. Reclamamos que la solución alcance a todos los hipotecados y que no se fijen límites arbitrarios, ya que todos padecemos la indexación de las cuotas y el capital».

La movilización será este jueves a las 17.30. En Buenos Aires será frente al Banco Central, también habrá protestas en otras provincias y localidades como Córdoba, Rosario, Tucumán, Misiones, La Plata, Mar del Plata, Salta, Neuquén, Mendoza, San Luis, Santa Fe y Capitán Sarmiento.

El gobierno nacional anunció un nuevo plan para deudores de créditos hipotecarios UVA, que establece una convergencia a lo largo de los próximos 12 meses de las cuotas que permitirá evitar un salto del 26% en el valor de cuota previsto a partir de febrero, a raíz del congelamiento establecido en septiembre pasado.

No obstante, este anuncio no cayó bien entre los beneficiarios de los créditos que bajo el hashtag #SinSoluciónUVA cuestionaron las acciones dispuestas por el nuevo gobierno.

“Lo que se sigue incrementando es el capital de los créditos que son una usura. Por otra parte hay una buena parte de los hipotecados que no tuvieron ningún tipo de medida beneficiosa”, expresó por la 97.7, Claudia Pilo, de Hipotecados UVA.

Y agregó: “En este marco de los últimos tres años de alto nivel inflacionario que hemos tenido, lo que estamos pidiendo es una solución de fondo que nos saque del sistema de indexación. Así como están planteados los créditos son insostenibles a lo largo de los años”.

Melisa Delgado Niglia