Martín Nosiglia en su columna habitual de #BienestaryOtrasYerbas por la 97.7 habló sobre la hipoacusia vinculada a la exposición a ruidos en los centros de trabajo. «Es irreversible, y es una de las enfermedades profesionales más frecuentes, después de las de columna y las respiratorias», explicó.

El abogado especialista en enfermedades profesionales señaló que «se produce por la exposición prolongada a ruidos en niveles superiores a los 80 decibeles. Produce lesiones en el oído interno, y lo primero que se ve afectado es la percepción de los sonidos agudos. Estas lesiones se hacen palpables cuando uno no escucha bien, no puede conversar. Se produce en forma gradual, progresiva a indolora. Uno la advierte cuando ya está avanzada. Lo primero que hay que hacer es consultar al médico».

Martín Nosiglia detalló que «las industrias metalúrgicas son las que tienen mayor incidencia en esta enfermedad. Todo lo que sea fabricación de productos de hierro, acero. Tienen un factor fundamental que es el ruido impulsivo. Se trata de impactos muy breves y de gran intensidad como golpes, caídas de materiales, disparos».

Por eso indicó que «es fundamental la protección auditiva y el cuidado de los elementos ambientales en el lugar de trabajo. Para ello hay que cambiar métodos de trabajo, elegir equipos adecuados, instalar equipos de protección ambiental y limitar el tiempo de la exposición».

Pero, una vez que se declara la enfermedad recomendó «consultar con el otorrinolaringólogo que indicará audiometrías y en base a eso generar el reclamo ante la ART. Reclamar las prestaciones médicas, los audífonos y la indemnización por la pérdida que es irreversible».

Podés consultaro por Whatsapp 1136462767 o Facebook en Abogados Laborales Florencio Varela

Escuchá la nota completa acá.

Liliana Lopez