En diálogo con primera mañana, el politólogo habló del futuro político y económico del país y señaló que “lo importante para el 2020 quizás se defina por evitar seguir cayendo”.

Marangoní hizo una analogía  de la política y la economía  del país, con la salud,  y manifestó que Argentina atraviesa “un momento de pleno esfuerzo para tratar de que el paciente primero se estabilice en la terapia intensiva y después pueda tener la perspectiva de a poco, de ir superándola”.

“Es un camino largo de recuperación, que va a ser complejo.   El tratamiento es duro, porque más allá, de que, a mi criterio, en líneas generales, es el adecuado, porque tenes que robustecer las cuentas públicas, porque la plata no te alcanza, porque no tenes financiamiento y porque tampoco podés darle duro a la maquinita entonces tenes que ajustar cuentas”, explicó el especialista.

En esa línea, indicó que “entre ajustar de la mitad para abajo y ajustar de la mitad para arriba, ninguna de las dos cosas es deseable, porque nunca es agradable cobrar más impuestos, pero un criterio de equidad supone que aquellos que, aun estando mal, tengan mejor capacidad contributiva, son los que tiene que hacer un esfuerzo adicional”.

Marangoni, fue cauteloso y dijo que el “lamentablemente el tiempo de recuperación no va a ser poco”. “Los indicadores de la economía real, de todo lo que hace a la producción, al trabajo, son muy negativos, la situación de la deuda en Argentina está muy mal”, añadió.

“Lo importante para el 2020 quizás se defina por evitar cosas más negativas, por evitar seguir cayendo en la economía real, porque la situación inflacionaria se estabilice unos escalones más abajo, aunque va a seguir siendo alta y por el hecho de evitar caer en un default, es decir una cesación de pago de la deuda, con una negociación amigable con los acreedores”, expresó el ex Presidente de Banco Provincia.  

En ese contexto Marangoni afirmó que “el primer desafío para parecernos a un país normal en términos económicos, es tratar de tener los niveles de inflación que tiene el mundo y a partir de allí crecer”.

“Los objetivos de una política económica son tres, crecer, distribuir y estabilizar”, comentó el politólogo. 

Y explicó: “Si estas parado en el centro a la derecha del cuadrante ideológico privilegias el crecimiento a la distribución, si estas en el centro izquierda privilegias la distribución al crecimiento.  Lo que tiene que ser común para las dos visiones es el marco de estabilidad. Tiene que ser la herramienta compartida para las dos visiones de la Argentina”.

“Un país no puede vivir ni con 55 % de inflación como terminamos este año, ni con un 25%, ni con 20 % ni con 10%. Tenemos que lograr lo más pronto posible, que no será en el 2020, pero ojalá sea en el 2021, una inflación de un dígito, porque cuando un país tiene una inflación tan grande como la nuestra está demostrando que tiene una imposibilidad de convivir y de tramitar su conflicto de una manera adecuada”.

Escucha el audio completo:

AgenHoy Digital