Lo aseguró Jorge Ruesga, Secretario de Servicios Públicos de la Defensoría de la Provincia de Buenos Aires y cuestionó los últimos aumentos en los precios de la electricidad, autorizados por la Gobernadora María Eugenia Vidal, que regirán a partir de enero del 2020.

La Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, que encabeza Guido Lorenzino, le pidió al gobierno bonaerense que al asumir retrotraiga el aumento de tarifas eléctricas que definió la mandataria saliente María Eugenia Vidal.

En dialogo con “Primera Mañana”, Jorge Ruesga indicó que “acá aumentan todas las cosas menos los ingresos de las personas, la actividad industrial y comercial”. “El aumento de los servicios públicos beneficia a un grupo muy concentrado de empresas en el país y en la provincia”, añadió el funcionario bonaerense.  

 En esa línea, el secretario de la Defensoría, cuestionó que, en la provincia de Buenos Aires, la gobernadora Vidal siguiera la misma política tarifaria que el gobierno nacional.  

El gobierno bonaerense autorizó el 30 de octubre, tres días después de las elecciones en las que fue electo Axel Kicillof, un aumento de 25% en las tarifas de electricidad de las empresas prestadoras que operan en el ámbito de la provincia de Buenos Aires. Ese cuadro tarifario autorizado por Vidal regirá a partir del 1° de enero de 2020, cuando el nuevo gobierno provincial ya esté al mando.

“Vidal no tuvo ningún problema en fijar otro aumento para las empresas de energía que empieza a regir cuando ella ya no está en el cargo, y siendo que antes lo había postergado por un tema electoral”, señaló Ruesga.

Al mismo tiempo, Ruesga manifestó que desde el organismo “lo que le planteamos a la provincia es que, si bien es una medida legal el aumento, no tiene la legitimidad necesaria porque estamos a días de que asuma una nueva gestión y la suba comienza a regir con el nuevo gobernador, en enero de 2020″.

Finalmente, Secretario de Servicios Públicos de la Defensoría de la Provincia de Buenos Aires señaló que lo fundamental es que se desdolaricen las tarifas. “Es el desafío que la política y la nueva gestión tiene”, insistió.

«Estamos convencidos de que hay que desacoplar los servicios públicos del precio del dólar, pero eso dependerá de la decisión de la próxima gestión», puntualizó el funcionario.

En ese contexto, expresó que los empresarios «quieren tener tarifas atadas al dólar y cobrar lo mismo que en Europa y en EEUU, pero ni siquiera a sus propios trabajadores les pagan salarios en dólares».

 «Argentina tiene energía, no tiene que importarla por lo tanto se puede desacoplar los precios, de esta manera los servicios públicos se vuelven accesibles y para eso las tarifas tienen que ser razonables», reclamó Ruesga.

NG