Los informes que en estos días llegaron a la Justicia Electoral revelan que existen edificios que no tienen ventanas, techos o directamente no cuentan con lugares de recepción.

Representantes seccionales de todas las fuerzas políticas presentaron un informe ante la Justicia Electoral detallando el estado de 639 establecimientos educativos que estarían inutilizables para las PASO por problemas edilicios.  

El reclamo fue elevado en un primer momento por apoderados de Juntos por el Cambio y luego se sumaron el resto de los partidos. Sin embargo, la Justicia no tomó nota y envió los padrones con los colegios afectados.  

“El 23 de julio la Justicia Electoral entregó los padrones con las escuelas que le habíamos dicho que no estaban en condiciones. Tenemos edificios sin techos, aulas sin ventanas y espacios de recepción a la intemperie”, dijo un fiscalizador a Provincianoticias.

“Ante la imposibilidad de generar los arreglos a pocos días de los comicios, una de las opciones que se barajan es acondicionar otros establecimientos, como clubes barriales”, agregó. 

Sin embargo, esta chance choca contra el viejo sistema del cuarto oscuro y por otro lado, armar nuevos espacios de votación llevaría un costo adicional. “Es difícil cambiar eso de un día para el otro”, aseguraron.

Otra de las dificultades apremiadas por el tiempo es cómo se les avisa a los electores que se le modificó su lugar de votación. “Lo más probable, es que la gente no se entere, vaya a su histórica escuela y cuando llegue le avisan que ahí no vota”, detalló un apoderado oficialista.

En este contexto, la preocupación es mucha y no solo en Cambiemos, sino también para la oposición, porque hay varios distritos gobernados por el peronismo que tienen estos problemas.   

Algunos de los más afectados de la Primera sección electoral son Pilar con 3 escuelas, Morón y Vicente López con 2 y Moreno con más de 130. En este escenario, a los enfrentamientos de campaña, se le sumará en estas elecciones un problema realmente grave.

Agenhoy