El fin de semana en plena campaña electoral, los vecinos amanecieron con folletos qué les habían repartido por debajo de sus puertas, que mencionaban que se habían hecho obras hidráulicas que habían solucionado el problema de los platenses y específicamente del barrio de Gonnet Hoy se encuentran bajo agua.

Trascurrieron sólo 24 horas para que con una lluvia normal, Gonnet se torne intransitable, con calles que son una verdadera pileta llena de agua acumulada.

Tal el caso de la propia delegación y Salita Medica de Villa Castells en 491 esquina 10, totalmente inundada, lo que hizo que madres que debían atender a sus niños hoy , deban alzarlos en sus brazos y abrirse paso en el medio del barro para llegar con el agua hasta las rodillas.

“La situación es angustiante, cada vez que llueve y por más poco que sea, se inunda, tarda muchísimo tiempo el agua en bajar porque no hay mantenimiento de zanjas, las calles están todas rotas porque prometieron hacer las calles 6 y 7 y un desagüe pluvial, una obra grande  no está terminada. No vino nadie a darnos una respuesta, no hubo ningún comunicado ni plan de alerta. La situación empeoró en estos últimos cuatro años”, expresó en diálogo con AgenHoy Mauro que vive hace 6 años en Castells.

Melisa Delgado Niglia