El proyecto de ley sobre el acuerdo para el pago con los fondos buitre que promueve el Poder Ejecutivo Nacional obtuvo dictamen de mayoría, durante la última jornada del plenario de las comisiones de Economía Nacional y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Senadores.

Por su parte, los legisladores del Frente para la Victoria y del Peronismo Federal también dieron dictamen favorable a un proyecto presentado en las últimas horas con el que buscan reformar la Ley de Administración Financiera, con el que buscan condicionar la toma de deuda a futuro por parte del Estado Nacional.

La intención del Senado es debatir ambas iniciativas en la sesión prevista para el miércoles 30 de marzo, a partir del mediodía.

El primero de los proyectos, que también deroga las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y autoriza la emisión de deuda por 12.500 millones de dólares para cerrar el litigio con los fondos buitre, obtuvo el apoyo del oficialismo, así como del peronismo federal y de algunos legisladores del Frente para la Victoria, con lo que sumaron 14 firmas, de un total de 17 en cada una de las comisiones.

En la comisión de Economía Nacional explicitaron su apoyo los senadores Daniel Lovera, Gerardo Zamora, Walter Barrionuevo, Sandra Giménez, Beatriz Mirkin y Norma Durango, del FPV; por Cambiemos, Federico Pinedo, Laura Rodríguez Machado, Pamela Verasay, Silvia Elías de Pérez y Laura Giacoppo; Miriam Boyadjian, de UNA; y Juan Carlos Romero, por el Peronismo Federal.

En tanto, en la comisión de Presupuesto firmaron favorablemente el dictamen los oficialistas Julio Cobos, Elías de Pérez, Pedro Braillard Poccard, Angel Rozas y Rodríguez Machado; Jaime Linares, de GEN; los kirchneristas Rodolfo Urtubey, Carlos Espínola, Dalmacio Mera, Omar Perotti, Carlos Guastavino y Juan Irrazábal; Carlos Caserio, de UNA; y el salteño Romero.

En tanto, se negaron a firmar ambos dictámenes los presidentes de las dos comisiones, Eduardo Aguilar (Economía) y Juan Manuel Abal Medina (Presupuesto), así como Ruperto Godoy, José Alperovich y María De la Rosa; todos del Frente para la Victoria.

Por su parte, la kirchnerista santacruceña María Labado presentó un dictamen rechazando el acuerdo con los holdouts.

La iniciativa presentada en conjunto por el Peronismo Federal y el Frente para la Victoria para eliminar las facultades delegadas que le permitían al Ejecutivo tomar deuda sin consultar con el Congreso Nacional, obtuvo tan sólo el apoyo de las bancadas de extracción justicialista.

En diálogo con Télam, el radical Julio Cobos dijo que el interbloque Cambiemos no avalará esa iniciativa, aunque condicionó la revisión de esta postura a la posibilidad de hacerle algunas modificaciones.

“Todavía falta para el 30 de marzo. Vamos a charlarlo. Pero creo que tiene varios puntos que no podemos acompañar”, dijo el senador mendocino.

Por su parte, el bonaerense Abal Medina reiteró que el tema será puesto a discusión del Senado el próximo miércoles y que está abierto a la posibilidad de que se le hagan modificaciones.

“Por supuesto que vamos a aceptar la discusión para hacerle cambios a ese proyecto de Ley”, admitió al finalizar el plenario de comisiones que se llevó a cabo durante más de una semana en el Salón Azul de la Cámara alta.

Mientras tanto, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, cerró las jornadas declarando que el acuerdo que impulsa el gobierno nacional “no sólo es conveniente” sino que “evitaría los riesgos jurídicos” y permitiría “levantar las restricciones que pesan sobre el país”.

“Es un buen acuerdo y es lo más conveniente para los intereses de la Argentina”, aseguró Pinedo.

En cambio, el chaqueño Aguilar anticipó que no acompañará el proyecto porque los “acuerdos” que contiene la iniciativa “no están lo suficientemente respaldados”.

“Si hacemos las cuentas, sólo están justificados 6.500 millones de dólares de deuda. Hay otros 6.000 millones de los que nada se sabe”, aseveró.

En el mismo sentido se explayó Abal Medina, quien mencionó dos cuestiones puntuales vinculadas con la toma de deuda.
“En primer lugar, mis dudas sobre la continuación de la litigiosidad aumentaron. En segundo lugar, temo que se abra un nuevo escenario de endeudamiento para el país”, cuestionó.

Asimismo, el santafecino Omar Perotti, también del FPV, admitió que “es necesario que la Argentina limpie su endeudamiento” y reconoció que “ni este gobierno, ni el de Néstor Kirchner, ni el de Cristina Fernández contrajeron esta deuda”.

El cordobés Caserio, de UNA, enfatizó que “el país debe salir del default técnico” y agregó que “el endeudamiento en el que ingresará la Argentina no es significativo”.

El salteño Urtubey, en tanto, apoyó la “decisión política de acompañar que la Argentina salga de una vez por todas de un problema que la tiene sojuzgada”.

La kirchnerista misionera Sandra Giménez anunció que votará a favor del proyecto macrista por “pedido” del gobernador Hugo Passalaqua y confió que “hoy no hay una conducción política en el partido que obligue a tomar otra decisión que no sea defender el interés de la provincia”.

Finalmente, la kirchnerista Labado indicó que presentó un dictamen en contra del proyecto oficialista al argumentar que no estaba “dispuesta a endeudar al pueblo argentino”.

Ezequiel Bértola