Así lo expresó el diputado nacional y ex gobernador en declaraciones públicas: “Nosotros le hemos dicho al sector agropecuario en la Bolsa de Comercio de Rosario que para el sector agropecuario, por parte de nosotros, no habrá ni prejuicios ni sorpresas”.  Los dichos de Solá respecto a cuál es la postura que en materia de política agropecuaria tiene una parte del Frente de Todos, generó incertidumbre en el ambiente agropecuario y también en muchos productores.

“No se puede volver al cepo, no se puede volver a la Junta Nacional de Granos. Lo que yo planteé es que hay que discutir el precio de los alimentos en un país que produce alimentos para 400 millones de personas. Me molesta que la reacción haya sido tan fuerte, como si yo hubiera propuesto volver a la Junta”, aclaró el diputado nacional.

Además, dijo: “Lo sentí como una inquisición, como si hubiera cosas que no se pueden decir en la Argentina. Si los jueces quieren cambiar su criterio jurídico porque cambia el gobierno, que lo expliquen. Sí hay situaciones, prisiones preventivas, que son injustas, y los presos son rehenes”.

AgenHoy Digital