La Auditoría General de la Nación (AGN) emitió recientemente un duro informe en el que denuncia “falencias” en el control interno del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES durante el 2016, primer año de gestión de Mauricio Macri.

La AGN inició una investigación para evaluar el desempeño de las autoridades del FGS, por lo que ordenó realizar trabajos de auditoría y recolectó evidencia que podrían comprometer a futuro a los funcionarios.

Se detectaron “distintas falencias en temas de control interno, de registración contable, de control de operaciones, de exposición de activos, incumplimiento de la ética en el ejercicio de la función pública”, dice el informe de la AGN.

Y agrega que “no se obtuvo constancia de la existencia de un sistema integral de información financiera a efectos de garantizar que las inversiones cumplan con la normativa vigente, ni de información referida al impacto específico de las inversiones en general (así como su relación Costo – Beneficio), y las efectuadas en proyectos productivos o de infraestructura para su oportuna evaluación”.

Al analizar el periodo que va del 1 de enero de 2016 al 31 de diciembre de ese mismo año, la AGN concluyó que en relación a los Fondos Comunes de Inversión hay situaciones que no fueron tenidas en cuenta por los funcionarios que lo administran, entre los que se encuentran el ex secretario de Finanzas y ex presidente del Banco Central, Luis Caputo.

“Se pudo observar que los Fondos AXIS Ahorro Plus, GAINVEST Renta Fija, MEGAINVER Renta Fija y SUPERFONDO Equilibrado «B» están integrados en más de un 99% por Títulos Públicos los cuales, en su mayoría, corresponden a Letras emitidas por el Banco Central de la República Argentina (Lebacs)”, señala el informe.

“El FGS tiene una participación significativa en el Patrimonio Neto (PN) de cada uno de ellos, en algunos casos siendo el único cuotapartista. Dicha decisión de inversión no sólo genera comisiones que podrían haberse evitado al invertir en forma directa con el Banco Central sino que además restringe la liquidez otorgada por los FCI”, añade.

 Además, la AGN cuestionó que el entonces secretario de Finanzas, Luis Caputo, se desempeñó como integrante del Comité Ejecutivo del Fondos de Garantía de Sustentabilidad cuando hasta septiembre de 2015 había sido el presidente de la Sociedad Gerente del Fondo AXIS.

“No se ha obtenido evidencia acerca de una comunicación en la cual se aclare dicha circunstancia, lo que se interpretaría como un conflicto de intereses incumpliendo los artículos 13 y 15 de la Ley 25.188 de Ética en el ejercicio de la Función Pública y los Principios de Seguridad y Rentabilidad de las Inversiones con Activos del FGS”, expresa el informe.

Melisa Delgado Niglia