Aseguró Rubén Sajem, presidente del Colegio de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Ciudad de Buenos Aires al referirse, en diáologo con la 97, al listado de medicamentos gratis para jubilados.

«Recibimos bien la noticia», dijo el profesional y agregó, «Es parte de la política que ha encarado este gobierno, que es hacer accesibles los medicamentos. En los 2 últimos años hubo 80 millones de medicamentos que no se usaron porque la gente no pudo acceder. No sólo los afiliados al Pami sino la población en general».

Explicó el representante de las farmacias que se trata de un listado completo, «que comprende el 80 % de la patologías que recomienda cubrir la Federación Mundial de la Salud». Y añadió que «son los medicamentos que normalmente los jubilados compran en la farmacia. Siguen siendo las mismas marcas, no se sacó ningún producto».

Para comprender qué significa el listado de 170 principios activos y 3600 presentaciones, Rubén Sajem explicó: «Lo que recomienda la OMS son 170 principios activos, es decir, medicamentos llamados por su nombre genérico. Un mismo medicamento puede tener 4 o 5 marcas. El PAMI no sólo incluyó los principios activos sino también las diferentes marcas que se encuentran hoy en las farmacias».

Y en ese sentido el titular del Colegio aclaró: «Lo que sí advirtió el PAMI es que no van a permitir excesos en los aumentos de precios de marcas. Si alguna aumenta demasiado la va a dejar de cubrir».

Esta decisión se planteó como resultado de la experiencia. «Se ha aprendido de lo que pasó en los últimos años», dijo Sajem. «Hace 4 o 5 años cuando se estableció la gratuidad de los medicamentos, hubo abusos en la prescripción, se reemplazó una buena atención médica por la entrega gratuita de medicamentos. Y muchos jubilados terminaron usando más de 5 medicamentos como está pasando ahora».

Señaló que la decisión política del gobierno anterior fue devastadora: «hizo un corte y no evaluó el uso racional del medicamento. Ahora, lo que se pretende a través de un comité de expertos que va a trabajar con el PAMI, es que se entreguen los medicamentos necesarios pero que no haya abusos ni que se acopie».

Detalló el modo en que se va a llevar adelante el control: «la prescripción va a ser electrónica, va a ser fácil controlar qué medicamentos se prescriben y qué profesionales lo hacen. También va a haber un control externo por medio de entidades médicas, farmacéuticas, entidades oficiales, universidades, que van a controlar el uso y aconsejar incorporaciones al listado».

El presidente del Colegio destacó también el carácter integral de esta nueva política: «lo interesante es que es global. El estado va a usar su poder en la compra de medicamentos en Pami, Ioma y las obras sociales provinciales, y también en el sistema público donde va a impactar el programa Remediar».

Y resaltó sobre todo la universalidad. «Esta es una medida para todos los jubilados, no sólo para los que cobran la mínima. En la gestión anterior se le había quitado la gratuidad a los que cobraban una vez y media la mínima, que es muy poca plata. El que cobraba más o tenía un auto o una propiedad había perdido la gratuidad. Ahora todos tienen la gratuidad».

LF