«Una conversación con el presidente Donald Trump en ese tono es muy buena, trae tranquilidad», destacó el diputado Felipe Solá minutos después de que se confirmara el diálogo entre el mandatario norteamericano y el presidente electo Alberto Fernández, en el que el estadounidense aseguró que ayudará a la Argentina en la negociación con el FMI.

Solá valoró el «pragmatismo» de la gestión Trump a diferencia de las señales hostiles que envió el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aunque confió en que la relación con el país vecino se puede «encausar».

Solá subrayó algunas expresiones que el presidente norteamericano tuvo con Fernández «más allá del saludo de rutina», como la de decirle que esperaba que hiciera  un «fantástico trabajo». «Eso echa por tierra los malos presagios», consideró el posible canciller  de la administración Fernández e insistió en que «se valoran gestos que en otros momentos no, porque tienen un fuerte valor simbólico».

El diputado,  se mostró aliviado por el mensaje de Trump de respaldo a la negociación con el FMI porque será «un problema menos a corto plazo» en la relación con Estados Unidos. Respecto de la renegociación de la deuda contraída por Mauricio Macri, Solá no descartó que el pedido de la Argentina vaya más allá de la reestructuración de los plazos de pago y resaltó: «no estamos dispuestos a tomar más deuda para pagar deuda».

«He instruido al FMI para trabajar con usted. No dude en llamarme», fueron las palabras de Trump para el presidente electo, en el momento de la conversación en la que le planteó el complejo panorama económico que enfrentará a partir del próximo 10 de diciembre. «Una conversación con el presidente Trump en ese tono es muy buena, trae tranquilidad», destacó Solá.

AgenHoy Digital