Lo dijo Fernanda Vallejos, futura presidenta de la comisión de Finanzas de Diputados.

Diputados nacionales del oficialismo y de la oposición anticiparon su postura en torno al proyecto de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa enviado por el gobierno a la Cámara baja, entre el respaldo total del Frente de Todos, dudas de la UCR y el rechazo de la izquierda.

El gobierno de Alberto Fernández aspira a que el Congreso le dé un fuerte respaldo a la decisión de reestructurar la deuda externa, previo a que el ministro de Economía, Martín Guzmán, comience las negociaciones con los acreedores para reprogramar los vencimientos de la deuda, que para este año rondan los 64 mil millones de dólares.

Desde el Frente de Todos, Fernanda Vallejos, futura presidenta de la comisión de Finanzas de Diputados, destacó la importancia de avanzar en la sanción de la ley, de modo de «liberar al Estado para que pueda ocuparse de lo más importante: las necesidades del pueblo».

En declaraciones la prensa,  Vallejos afirmó que «en la Argentina hay una deuda, no sólo externa, sino también interna, social y con los argentinos».

«Necesitamos liberar al Estado para que pueda ocuparse de lo más importante: las necesidades de nuestro pueblo. Por eso es importante resolver esta crisis de deuda», enfatizó.

En tanto, desde el radicalismo, el sanluiseño Alejandro Cacace, uno de los referentes del bloque en el tema, aseguró que la iniciativa constituye «una declaración de principios y políticas sobre la deuda pero sobre montos, plazos e intereses nada dice».

En ese sentido, Cacace advirtió que la iniciativa «lo que hace es autorizar la gestión, cuando es en verdad parte de las facultades del Congreso tanto contraer empréstitos como arreglar el pago de la deuda».

Para el legislador radical, «correspondería que se haga una propuesta de acuerdo en lugar de hacer una nueva delegación de facultades del Ejecutivo».

Por su parte, la diputada del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Romina del Plá, ratificó a Télam el rechazo de la bancada al proyecto enviado por el Ejecutivo, al advertir que con la iniciativa el gobierno «pretende obtener un cheque en blanco para negociar cualquier aspecto de la deuda, sin ningún tipo de control».

Según la diputada izquierdista, la propuesta del Ejecutivo busca «colocar el dominio del presupuesto en mano de los bonistas y de los bancos porque son los que terminan dictando los criterios presupuestarios».

Del Plá reiteró la postura histórica de la izquierda de «repudio y desconocimiento de una deuda usuraria, ilegitima y fraudulenta» que, evaluó, «es lo contrario a lo que necesitan los trabajadores» y sostuvo que «el dinero, en lugar de ir al bolsillo de los trabajadores, va a seguir yendo al bolsillo de los bonistas y de los bancos».

El gobierno envió el martes el proyecto que otorga el aval al Poder Ejecutivo para «efectuar las operaciones de administración de pasivos y/o canjes y/o reestructuraciones de los servicios de vencimiento de intereses y amortizaciones de capital de los Títulos Públicos de la República Argentina emitidos bajo ley extranjera».

La intención del oficialismo es debatir el proyecto, denominado de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, el miércoles 29 en el recinto de la Cámara baja, luego de que la iniciativa reciba dictamen un día antes mediodía en un plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas, al que asistirán funcionarios del equipo económico. 

LF