El número de vehículos patentados durante el primer mes de 2020 ascendió a 44.717 unidades, desempeño que fue calificado como «un derrumbe» que confirmó que se trata del peor inicio de año desde de 2003.

Así lo informó la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara), al señalar que con estos indicadores la proyección anual arrojaría 342.240 unidades, bastante menos que las 460.000 de 2019 y muy lejos del récord de la actividad de 2013 cuando salieron de las concesionarias 955.000 unidades.

El sector analiza que esta retracción que acumula 18 meses consecutivos de bajas de ventas es resultado de los aumentos de precios de las unidades que alcanzaron -sólo el año pasado- el 92% de incremento, la pérdida de poder adquisitivo de los asalariados, y la falta de instrumentos de financiación.

Según las cifras de Acara, el número de vehículos patentados durante enero ascendió a 44.717 unidades, un 109% más que el nivel alcanzado en diciembre pasado, período en el que se habían registrados 21.346 operaciones.

Pero el sector reflejó una caída de 25,62% en la comparación interanual, ya que en enero de 2019 se habían patentado 60.108 unidades, y se convirtió en el peor comienzo de año desde 2003, cuando el sector vendieron 14.498 vehículos, de acuerdo a la serie histórica de Acara, la entidad que nuclea a las concesionarias oficiales de todo el país.

LF