Según un relevamiento de la ONG “Defendamos Buenos Aires”, empeoró el desempeño de la actividad comercial de las casas de deportes.

Sobre datos suministrados por la nueva Encuesta Mensual Económica (E.M.E.), orientada al desempeño de la actividad comercial de las casas de deportes que venden desde calzado deportivo a ropa deportiva, accesorios, mochilas y elementos para la práctica de todo tipo de deportes, la actividad empeoró a tal punto del cierre de centenas de locales.

“El panorama es desolador”, dijo Javier Miglino, director del Estudio Miglino y Abogados que brindó asistencia a la muestra.

“De las 230 casas cerradas en Provincia de Buenos Aires y las 270 en Capital Federal; los propietarios y empleados esgrimen las mismas causas. Un salvaje tarifazo de luz, gas, agua e impuestos como el ABL. Más un considerable aumento del alquiler, aumento de sueldos y una inflación que no permitió la reposición de los productos vendidos; con lo que si se vendían 10 pares de zapatillas, se reponían solo 5”, afirmó Miglino.

LF