Según Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata analizaron el estudio nutricional de niños de entre 3 y 12 años en zonas de la periferia platense, por medio de indicadores hematológicos que permiten detectar hipocalcemia.

Marta Minvielle, una de las investigadoras que conforma el equipo explicó a Agenhoy, que “la hipocalcemia puede impactar en el crecimiento óseo«

También contó cómo se realizó el estudio: «es un proyecto de evaluación de salud infantil. Se los evaluó en las escuelas, pesarlos, medirlos, tomarles la presión arterial y la frecuencia cardíaca y se les extrae sangre para evaluar si tienen anemia, cómo está el calcio, y cómo está la fórmula leucocitaria».

La investigadora agregó que “la muestra se fraccionó en dos tubos, uno con EDTAK 3 y otro sin anticoagulante”. La concentración de calcio se realizó por Espectrometría de Absorción Atómica en el Laboratorio de Nutrición Mineral de la Facultad de Ciencias Veterinarias.

El estudio fue realizado dentro del marco del proyecto de investigación “Estudio de patologías transmisibles y nutrición en población infantil” y el Programa de Control de las Parasitosis Intestinales y Nutrición (PROCOPIN) que tiene como Unidad Ejecutora la Facultad de Ciencias Médicas y como Unidades Integrantes a las Facultades de Ciencias Veterinarias, Ciencias Naturales y Museo, conformando de esta forma un equipo multidisciplinario de investigación.

De la muestra participaron 239 niños, de los cuales 183 (76,6%) completaron correctamente los estudios de evaluación pondoestatural y extracción de sangre. Se registró hipocalcemia leve en 71.6% de los niños; siendo similar su distribución tanto en varones como en mujeres y sin diferencias, según grupos etarios. Es una hipocalcemia leve, porque si fuera grave no podría levantarse de la cama».

Todos los niños con hipocalcemia fueron derivados al Centro de Atención Primaria de Salud correspondiente, ya que se trabaja en conjunto con la secretaría de Salud de la Municipalidad de La Plata para su tratamiento individual y específico.

«Este proyecto sirve porque se están detectando patologías ocultas, que tanto el niño como la familia ignoran, y de esta manera se inicia un tratamiento temprano y así se corta esa patología, de lo contrario va a impactar sobre su desarrollo», señaló la investigadora.

Para llevar a cabo la iniciativa los tutores fueron informados del estudio en forma detallada en las reuniones grupales realizadas en la escuela, quienes debieron dar su consentimiento en forma escrita y estar presente en el momento de la extracción sanguínea.

Es importante tener en cuenta que en el período de crecimiento rápido de los niños, que se da en los 5 primeros años de vida, se corre más riesgo de hipocalcemia porque es posible que no ingieran alimentos ricos en calcio para esta etapa de la vida. En Argentina, muchos niños en edad escolar reemplazan la ingesta de leche por gaseosas o jugos sintéticos, influyendo negativamente en los niveles de muchos nutrientes, entre ellos el calcio.

Escucha a la investigadora ingresando al link:

LF