Le pegó mal la derrota del gobierna a Elisa Carrió, quien anunció en las últimas horas que se retira de la política después de diciembre.  «Mi misión política terminó», anunció Lilita, que fue a la Casa Rosada a comunicarle su decisión en persona al presidente saliente. Lilita declaró a los medios que renunciará a la banca en la Cámara de Diputados que ostenta hasta a 2021.

Carrió encarnó hasta el mismo domingo de las elecciones generales al ala más extrema de Cambiemos, al punto de anunciar que había ganado Macri en primera vuelta minutos antes de que el propio presidente saliera a reconocer la derrota en manos de Alberto Fernández.

Lilita estaba enemistada con buena parte de la coalición oficialista, en especial con los radicales y con el ala política de Rogelio Frigerio, Emilio Monzó y Nicolás Massot.

No es la primera vez que Carrió anuncia un retiro. «Si Dios me lo permite, me estoy yendo, porque me jubilo a fin de año, y va a ser una alegría para muchos que están acá«, dijo en plena sesión de Diputados en 2016. En septiembre de 2015 también había deslizado esa posibilidad en Salta, antes de la elección presidencial: «No quiero cargos ya, quiero ser libre», dijo en esa ocasión.

Melisa Delgado Niglia