El consultor político habló con “Primera Mañana” y analizó como se está desarrollando la jornada democrática hasta el momento y explicó como impacta el escenario internacional en los comicios nacionales.

Aragón   aseguró que “aparentemente están votando, hasta esta hora, mayor cantidad de personas que en las PASO».

“En 2015, entre las PASO y la primera vuelta votaron 2.025.000 electores más que primera vuelta, eso es  aproximadamente 6 % de padrón , en las PASO  votaron el 75 %   y en primera vuelta el 81 %, creo que eso se va a repetir”,   explicó el  analista político.

Además, el director de Raúl Aragón & Asociados contó que en 2011 fue diferente. “Votó más del 78 % de padrón en las PASO  y en la primera vuelta se incrementó menos de un punto” .

“Creo que el patrón va a ser que entre las PASO y primera vuelta va haber un aumento significativo de electores, y  podemos llegar al histórico 81% del padrón»,  aseveró respecto a la participación de la ciudadanía en las votaciones.

En alusión a la difusión de los primeros resultados, Aragón indicó: «les recomiendo no seguir bocas de urna, realmente es muy difícil montar un sistema como esos que sea fidedigno».

El especialista hizo referencia a sobre la mirada internacional de las elecciones argentinas y manifestó “que depende de quién los mire”.  

“La perspectiva de Bolsonaro es como él, si gana Alberto Fernández se termina el mundo”, dijo irónicamente el consultor.  Y agregó que la amenaza de sacar a la Argentina del Mercosur en caso de   que el candidato del Frente de Todos sea elegido presidente, “es una bravuconada para ayudar a Mauricio Macri, pero no va a suceder”.

Por otro lado, señaló que «los mercados de Estados Unidos  nos miran mejor que lo que los medios dicen». Y agregó: «El viaje de Sergio Massa tuvo muy buenos resultados, les dijo muchachos, nosotros vamos a pagar».

Finalmente, en analista de opinión pública hizo referencia a la crisis en el país trasandino. “Los chilenos ven que vamos camino a ser Chile, porque en definitiva el modelo neoliberal tan ponderado lo que genera es una inmensa desigualdad,  y eso en el final solo cierra con represión  o con la caída del gobierno”.

En ese sentido, puntualizó que en un “modelo excluyente como Chile «el 1 % de la población concentra el 25 % de la riqueza».

NG