Según el proyecto de presupuesto enviado por el Gobierno nacional al Congreso, el país pagará en 2019 600 mil millones de pesos en concepto de intereses de la deuda. Se trata, además, de un número a verificar ya que parte de la deuda está nominada en dólares, lo que modificará el importe a abonar según cambie el valor de la moneda norteamericana.


A ese número extraordinario se llegó por la política de endeudamiento de la administración de Mauricio Macri, que en casi tres años tomó deuda por más de 100 mil millones de dólares.

Así las cosas, el pago de la deuda será el segundo ítem más importante del presupuesto, solo detrás de las jubilaciones y otras prestaciones sociales.

Pero 6 veces más que lo que se destinará a la asignación universal por hijo, el principal programa destinado a los sectores más vulnerables. Para que se entienda: por cada peso destinado a la AUH, el Estado dedicará 6 al pago de la deuda.

Ezequiel Bértola