El “no se inunda más” del presidente Mauricio Macri no incluye a los Metrobus que se construyen en la zona sur del Gran Buenos Aires. Más bien puede decirse que “ahora se inunda más”.

Al menos así lo sienten los vecinos de Quilmes y Florencio Varela que experimentan mayores inconvenientes los días de lluvia, a partir de las millonarias inversiones realizadas por el Estado Nacional para dotar a las avenidas Calchaquí y San Martin de carriles exclusivos para colectivos.

Durante una jornada de lluvia de leve intensidad, varios sectores de ambas arterias tuvieron agua acumulada, y el cuadro no tardó en ser el comentario del día de los vecinos.

Ya eran conocidas las críticas en el distrito dirigido por Martiano Molina que tuvo el mayor desarrollo de la obra y con la presencia de Macri y (María Eugenia) Vidal para su inauguración, a partir de sufrir inundaciones en puntos donde antes no se acumulaba agua.

En precipitaciones de semanas atrás, la lluvia de fotos y memes fueron furor en las redes sociales y pusieron en evidencia errores en la ingeniería hidráulica en varios sectores de la traza.

En Varela, en tanto, la sosegada lluvia, provocó acumulación de agua en diversas esquinas, algunas de ellas, donde antes no había problemas hidráulicos.

Cabe recordar que el municipio que comanda Andrés Watson había advertido a las autoridades del ministerio de Transporte nacional de la necesidad de abocarse a los temas hidráulicos para que el proyecto sea conveniente.

Por lo visto durante el lunes, lo hecho por los responsables de la obra, hasta el momento, no logró solucionar los anegamientos, y el agua de la avenida ahora llega a calles que antes no se inundaban.

“Con esta obra inconsulta y no prioritaria para lo que necesitan la mayoría de los varelenses, pasamos de los anegamientos a las inundaciones”, se quejó hoy una alta fuente del municipio.

Por este tema, el pasado 22 de agosto, el secretario de Obras y Servicios Públicos de Varela, Diego Trejo, marcó la necesidad de desarrollar obras hidráulicas, ya que la propuesta del organismo nacional es insuficiente para superar los anegamientos.

“Se avanza en la estética y el márketing, pero no en los aspectos centrales como los son los anegamientos; esperamos que puedan superar el problema, ya que la obra no cayó del todo bien en los vecinos, teniendo en cuenta la acaudalada inversión que se hizo ($720.000.000) y que bien podría haberse hecho para ampliar la red vial; con ese dinero se podrían haber realizado 160 cuadras de pavimento en los barrios; recordemos que Vidal caminó en su campaña con botas en calles de barro”, criticó una fuente confiable del distrito.

Agenhoy