En el marco de la emergencia agropecuaria, la máxima autoridad del distrito recibió a la mesa agraria local y brindó una asistencia que les permitirá recomponerse de los daños ocasionados meses atrás durante un fuerte temporal que afectó a la zona.

 

En el despacho, Mercedes Taboada –perteneciente al Movimiento Nacional Campesino Indígena de Varela- escuchó atentamente lo expuesto en el encuentro y señaló que el intendente “nos dio una buena noticia”, en tanto que agregó que “es muy importante para nosotros su ayuda y compromiso con los productores”.

Del mismo modo, Luis Pérez –productor hortícola de La Capilla- manifestó: “Estoy agradecido porque nos escucharon. Este paliativo fue una ayuda muy grande que nos va a fortalecer”.

El secretario de Industria y Desarrollo Productivo –Martín Pollera- indicó que “la comuna de Florencio Varela es la única de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires que declaró la emergencia agropecuaria; ello ha permitido asistir a productores locales”. En este sentido, explicó: “Son fondos municipales y también, a partir de gestiones del intendente Watson ante el gobierno bonaerense, logramos que también se le asigne una partida”.

El funcionario indicó que “no es la única medida para ayudar, sino que a lo largo del 2018 hemos acompañado con una batería de iniciativas a cada uno de los productores tanto para la capacitación, como la comercialización, entre otras acciones”.

 

Un balance de la Fiesta de la Flor

Los presentes destinaron parte del tiempo de la reunión a realizar una reflexión sobre el impacto de la Fiesta de la Flor para el distrito. El segmento productor hizo saber su conformidad con la propuesta y alentó a generar más proyectos para el sector.

“Sin las autoridades es muy difícil avanzar, porque ello nos abre las puestas y nos da ganas de seguir trabajando”, refirió Pérez y confesó su emoción al ver a “los japoneses muy ancianos, llenos de experiencia vivida, mirando cómo se desarrolló la Fiesta de la Flor”.

También Taboada compartió su perspectiva y apuntó a que “nosotros llevamos la consigna `del productor al consumidor´, porque nos permite hablar con los vecinos, contarles cómo llega la verdura a su mesa”. Puntualmente, “la Fiesta de la Flor fue un puntapié. Nos sirve para seguir teniendo un lugar donde ofrecer nuestros productos y los varelenses conozcan la variedad de producciones”.

 

 

 

AgenHoy Digital