Oscar Paz, artista y comediante, dialogó en vivo con el programa ‘Primera mañana’ desde los estudios AgenHoy en La 97.7 FM sobre la importancia del humor y el impacto de este en contextos de adversidad social y política.

«Uno no olvida nunca los orígenes», recordó junto a Nando Rodríguez y el coordinador de la emisora, Roberto Zarlenga: «Nos conocemos desde los ochenta, la época de Santimbanquin y el Grupo Rayuela. Nosotros hacíamos todo, titirimagia, humor. Este año cumplo 40 años con el espectáculo», sostuvo Paz y bromeó: «Si bien me persigue el éxito no me dejo alcanzar».

Ante la consulta de si existe la misma cantidad de producciones en comparación con el pasado, el comediante dijo: «Lamentablemente no. Mi hijo también se dedica a esto, tiene 31 años y hablamos mucho sobre cuán diferente estodo ahora. Hoy todos quieren correr hacia el éxito y la fama; hacen un curso de tres meses y ya se suben al escenario como pares, eso es una pena«.

«Yo tuve la suerte de aprender de grandes del espactáculo; uno para ser artista tenía que aprender a armar la escenografía, a hacer la música. Me acuerdo cuando armábamos los tachos de luces; hoy uno compra luces de led. Nosotros en su momento salíamos a mangar a las estaciones de servicios y las pintábamos toda la noche», señaló.

Sobre la importancia del sentido del humor, el entrevistado opinó: «El humor saca el estrés. Te hace una caricia al alma, como decía un viejo conductor que nosotros conocemos muy bien. El humor afloja mucho; robar una sonrisa hace que sea un día más liviano. El humor sana y salva«.

«Cuento una experiencia personal; cuando fue la crisis del 2001 que fue un desastre total a mí me ayudó a crecer porque mucha gente contrataba humor para salir de esa malaria. En esta crisis la gente escapa al humor, a los gastos. Cuesta mucho convencerlos de que el humor te cambia la noche y la fiesta», aseveró Paz.

Escuchá la nota completa:

AgenHoy Digital