Diversas empresas nucleadas en la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA) denunciaron en las últimas horas ante la Secretaría de Comercio Interior el aumento de hasta 15% de todos los insumos y materias primas, lo que abre el interrogante sobre el precio en los comercios.

Uno de los directivos de la FAIPA, Gerardo Di Cosco, apuntó contra la empresa La Cordobesa, que fabrica la marca Dánica, y maneja el mercado en su mayor parte. «Ya efectuamos las presentaciones por los aumentos y por el caso de la Cordobesa ante Comercio. Nos comunicaron que interrumpen las listados de precios vigentes hasta ahora en margarinas, grasas y otros productos», señaló Di Cosco.

Sin embargo, el titular de cámara rosarina de la industria del pan indicó que «las empresas más chicas que elaboran insumos ya aumentaron hasta 15% y la Cordobesa va a hacer seguramente lo mismo, porque cuando suspenden las listas de precios es el paso anterior al aumento».

Por su parte, el presidente de FAIPA, Miguel Di Betta, descartó un aumento en el pan «porque los bolsillos no dan para más, pero es tremendo ver cómo nos suben las materias primeras todos los días. Uno ve cómo los comercios se van deteriorando y cómo podremos mantener las fuentes de trabajo es nuestra preocupación».

Hace semanas, esta entidad denunció una «indiscriminada ola de aumentos», como un alza del 10% en la harina, en lo que representó el bien más representativo. De acuerdo con un informe al que tuvo acceso BAE Negocios, FAIPA transmitió su preocupación al Gobierno por los aumentos que están «padeciendo con los insumos básicos de nuestra industria». Sólo algunos ejemplos: en mayo, la harina subió un 10%; huevos, 50%; margarinas, 10%; azúcar, 15% y así en otros productos.

Desde la entidad además denunciaron que «las empresas que suministran estos insumos están retaceando su entrega». «Por lo tanto no sólo estamos expuestos a su antojo, en cuanto a los precios, sino también a su unilateral decisión de a quién entregan, cómo, cuándo y de qué manera…», se explayó la cámara que agrupa a las panaderías de la Argentina.

La posición de los molinos harineros es desafiante hacia el Gobierno, justo en momentos en que  se prorrogaron por 30 días los Precios Máximos (hasta el 30 de junio), donde justamente se encuentra la harina entre los más de 2.000 productos contenidos. En enero último y a tan sólo un día de que las panaderías anunciaran el congelamiento del pan por seis meses en varias provincias del país, la principal entidad del sector salió a denunciar que los molinos habían subido la harina un 10% promedio.

LF