El mismo estaba previsto para el mes que viene, pero se prorrogó a raíz de las «actuales circunstancias macroeconómicas».

La decisión se formalizó por medio de una resolución de la Secretaría de Gobierno de Energía, publicada este miércoles en el Boletín Oficial.

«Diferir el ajuste semestral de los márgenes de transporte y distribución previsto a partir del 1º de octubre de 2019, para el 1° de enero de 2020, oportunidad en la cual se aplicará el valor correspondiente al índice de actualización inmediato anterior disponible», de acuerdo con el texto oficial.

La Casa Rosada puntualizó que a fin de compensar a las prestadoras, «se dispone la revisión y adecuación -en su exacta incidencia- de las inversiones obligatorias a su cargo».

El Gobierno justificó esta medida al señalar que «en caso de emitirse los correspondientes cuadros tarifarios a partir de octubre, en las actuales circunstancias macroeconómicas, podrían generarse efectos adversos en materia de reactivación del consumo y de la actividad económica en general».

«Ello hace aconsejable el diferimiento, para el 1° de enero de 2020, del ajuste semestral de los márgenes de transporte y distribución que comprenderá las variaciones operadas desde el 1º de octubre de 2019 hasta la emisión de los respectivos cuadros tarifarios», añadió.

En ese sentido, resaltó que el Estado Nacional «se encuentra llevando adelante un programa de convergencia al equilibrio fiscal que le impide, en esta oportunidad, hacer frente a la compensación que implicará el diferimiento de tal ajuste».

«Por ello, y para el mantenimiento de la ecuación económico financiera de los contratos de licencia, corresponde arbitrar las medidas pertinentes a fin de que, sin impactar en las economías de los hogares ni en el erario público, se compensen las sumas correspondientes al diferimiento de los ajustes tarifarios previstos», según el texto oficial.

NG