El gobierno bonaerense finalmente abonará el aumento a cuenta de paritarias de 4.000 pesos a los empleados públicos contratados, que habían quedado excluidos según la comunicación original.

La resolución interna que circuló luego de la firma del decreto del gobernador Axel Kicillof, tras el fracaso de la negociación salarial con los gremios de trabajadores del sector público, dejaba fuera del aumento a los contratados.

El instructivo se había filtrado en las últimas horas, y establecía que en el incremento a cuenta las modalidades para la liquidación por decreto de los aumentos.

En un texto complementario, la Provincia aclara que “deberá considerarse como personal alcanzado por el aumento a los contratos de empleo público normados por los artículos 111 inciso c) y 115 de la ley N°10430”.

Y agrega que, a tal fin, se incrementarán los importes máximos mensuales de los contratos, luego del reclamo de parte de los dirigentes de ATE.

LF