Con la firma de María Eugenia Vidal esta semana, quedó oficializado el traspaso de las distribuidoras de electricidad EDENOR y EDESUR a Ciudad y provincia de Buenos Aires. De esta manera, Nación transfiere a ambos distritos la responsabilidad de controlar a las distribuidoras eléctricas que operan en la Capital Federal y el conurbano bonaerense.

El traspaso también canceló deudas cruzadas entre el Estado y las empresas. Además, quedará en las administraciones de Horacio Rodríguez Larreta y de la gobernadora bonaerense las decisiones sobre los subsidios (tarifa social) y las tarifas.

“Todo el esquema tarifario y el servicio ya va a depender de un ente mixto que está conformado con Ciudad y Provincia. No dependerá del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), todo el sistema dependía de Nación”, expresó en diálogo con AgenHoy, Sergio Procelli, titular de Consumidores Argentinos.

En este marco, el pasado 20 de septiembre, las empresas habían informado a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que mantendrían congeladas sus tarifas hasta enero próximo.

Esta demora en el aumento de tarifas, que estaba programada para agosto, se compensaría en 7 cuotas mensuales consecutivas a partir del inicio del nuevo año, siempre que haya acuerdo entre los Gobiernos de ambas jurisdicciones.

«En el caso de provincia se da un conflicto a la hora de fijar tarifas porque hay otras distribuidoras y la legislación bonaerense plantea que la tarifa debe ser igual para todos los bonaerenses», afirmó Procelli.

El nuevo Ente Metropolitano Regulador del Servicio Eléctrico (EMSE), cuya creación aparece en el decreto de la administración Vidal, tendría tres directores por cada sector político y el voto principal de la Ciudad en los primeros tres años por ocupar la cabeza del Ente. Por tal motivo, las compañías dan por descontado que recuperarán ingresos a partir del próximo año.

“La fijación del esquema tarifario es una de las cuestiones que está en duda de cómo va a ser porque Provincia hasta ahora tiene un esquema tarifario para su distribuidora y la tarifa de Ciudad dependía de Nación, por eso Capital por mucho tiempo tuvo facturas más baratas ya que Nación subsidiaba y Provincia no. Ahora para fijar tarifas se tendrá que hacer por consenso”, agregó Sergio Procelli.

Melisa Delgado Niglia