En la provincia de Buenos Aires se han disparado todas las alarmas por el avance del dengue. Tal es así, que el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, aseguró que el dengue «llegó para quedarse» y que «el mosquito está en todos lados y no sólo en los barrios más periféricos de las ciudades».

«Cuanto menos criaderos, menos dengue vamos a tener. No es que lo vamos a eliminar, el dengue ya está para quedarse en las Américas y en la zona sur del continente», sostuvo el ministro.

La cartera de Salud bonaerense confirmó que se registraron dos muertos por la enfermedad y 152 infectados en lo que va del año.

«Se está haciendo lo posible para que no entre el coronavirus, pero el dengue sí está en la Argentina», indicó Gollan.

Además, el ministro insistió en la importancia de eliminar los criaderos de mosquitos y prestar atención a las recomendaciones que incluyen eliminar recipientes en desuso que puedan acumular agua (latas, botellas, neumáticos) y dar vuelta objetos que se encuentran en el exterior y puedan acumular líquido cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

En el Boletín Epidemiológico divulgado el viernes por el Ministerio de Salud provincial se informó que «se registra notificación de casos autóctonos en 12 municipios definidos como áreas en brote».

Los municipios en los que se detectaron los casos son: La Matanza, Tres de Febrero, Quilmes, General San Martin, Lomas de Zamora, Vicente López, Lanús, Malvinas Argentinas, Avellaneda, La Plata, San Miguel y Merlo.

Cabe señalar que se identificaron los serotipos DEN-1, 2 y 4, por lo que en la Provincia ya hay cuatro de las tres cepas que existen del virus, lo que incrementa el riesgo de dengue grave.

Además, en el boletín se remarcó que desde el inicio del año se confirmaron 152 infectados, de los cuales el 77 por ciento corresponden a personas que habían viajado a Bolivia, Colombia, Misiones, Formosa y Salta antes de comenzar con los síntomas.

Se informó también la segunda muerte por la enfermedad en la provincia de Buenos Aires, una mujer de 69 años que había viajado a Paraguay.

Rodrigo Gauna