El presidente de la Asociación Panaderos de Rosario, Gerardo Di Cosco, comentó: «nos han informado que han suspendido la venta de harinas, debido a la inestabilidad que hay en el dólar».

«Hay una preocupación muy importante. No venden harina en todo el país porque están esperando que se acomode el dólar, pero yo no puedo aumentar por aumentar, la gente tiene que seguir llevándose el pan», enfatizó.

«Llamamos a la reflexión en un momento muy complicado de nuestro país. Les pedimos a estas grandes empresas que pongan un poquito el hombro para ayudar, puesto que estamos en una situación donde la gente está pasando hambre», sostuvo el dirigente.

Por su parte, Juan Carrillo, de la Asociación de Panaderos de Mendoza, comentó que desde este lunes «se produjo la suspensión de la venta de harina, pero calculo que también pasará lo mismo de otros insumos de panadería».

«La medida molesta. No se tiene precio de referencia y para evitar equivocarse prefieren suspender las ventas por dos o tres días», indicaron.

En tanto, el presidente del Molino Matilde, René Mangiaterra, explicó: «no es la primera vez que vivimos esto. Pero no hay que generalizar. Estamos vendiendo un insumo, una materia prima tan básica, y en general no desaparece de un día para otro».

El directivo aclaró: «no vamos a abandonar a nuestros clientes. Tenemos una cartera de clientes habituales y no podemos dejarlos sin insumos».

Fuente: NA

LF