Dos encuestas que se conocieron en las últimas horas profundizan la diferencia que  existe entre las principales fórmulas presidenciales. Veinte puntos porcentuales promedia la distancia entre Alberto Fernández (Frente de Todos) y Mauricio Macri (Juntos por el Cambio).

Los sondeos del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) que dirige Roberto Bacman y de la Consultora Circuitos, dirigida por Pablo Romá, dan ganador al exjefe de Gabinete de Néstor y Cristina Kirchner por sobre el actual presidente.

«Según datos de esta encuesta podrían incorporarse no más de un millón quinientos mil más votantes que en agosto. Sin embargo, si se observa la distribución de estos potenciales electores, se reafirma una similar tendencia a la detectada entre aquellos que sí votaron en las primarias: una distancia de casi 20 puntos a favor del Frente», analiza Roberto Bacman.

Entre otras cosas, se preguntó por el estado de ánimo de la sociedad, y las respuestas fueron contundentes: el 53,2 por ciento dijo estar con bronca y el 24,6 por ciento con tristeza. En tanto, entre los sentimientos positivos se destaca la esperanza, opción tildada por el 17,7 por ciento de los participantes del muestreo. Apenas el 2,1 por ciento dijo estar contento.

Más adelante se preguntó por la expectativa de la gente respecto a la situación del país en caso que gane Macri y en caso que gane Fernández. En lo que respecta al presidente, se impuso las cosas «empeorarán», con el 39,7 por ciento, mientras que «mejorarán» obtuvo el 30,3. En tanto, con respecto al Frente de Todos, «mejorarán», se alzó con el 59,5 por ciento y «empeorarán» el 33,1.

Por otra parte, en referencia a la gestión del gobierno, se consultó a los entrevistados por si aprobaban o desaprobaban. El saldo neto fue negativo, en un 38,2 por ciento; producto de un 30,5 de «aprueba» (aprueba mucho; 7,0; aprueba bastante, 23,5), un 68,7 por ciento de «desaprueba» (43,3 desaprueba mucho, 19,4 desaprueba algo) y 0,8 de No sabe, no contesta.

Además, en lo que tiene que ver con las imágenes de los principales candidatos de la oposición, el más beneficiado fue Alberto Fernández, con 9,2 de positiva neta, seguido de cerca por Roberto Lavagna, con 9,1. Lejos, en el tercer escalón aparece la senadora Cristina Fernández, con una imagen negativa neta del 0,4 por ciento, por cierto bastante más elevada que lo que indicaron otras encuestadoras tiempo atrás.

Por último, al medir la intención de voto, la victoria queda en manos del Frente de Todos (Alberto Fernández-Cristina Fernández), con el 52,6 por ciento de los votos, un número más que suficiente para evitar la segunda vuelta (alcanza con el 45 por ciento). El segundo puesto fue para Juntos por el Cambio (Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto), con el 34,3 y el tercero para Consenso Federal (Roberto Lavagna-Juan Manuel Urtubey), con el 8,9 por ciento.

Vale destacar que el trabajo fue realizado a partir de una encuesta por muestreo probabilístico y bajo la metodología «presencial en hogares», según los especialistas, la más efectiva. Se trató de 1805 casos efectivos (habitante del distrito, que resida y vote en el lugar de encuestamiento, mayor de 16 años), con un error de +/- 2,31% (95 por ciento de confiabilidad).

En tanto, el trabajo realizado por Circuitos, consultora de Estudios Sociales, Políticos y Territoriales, en el plano nacional, la fórmula conformada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner amplía cada vez más la diferencia, que se ubicaría en torno a los 22,6 puntos.

El binomio presidencial del Frente de Todos midió 51,8 contra el 29,2 de la dupla Mauricio Macri-Miguel Pichetto. Por otra parte, lejos, en tercer lugar quedaron Roberto Lavagna y el salteño Juan Manuel Urtubey con el 9,5.

NG