El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, recibió de manos del intendente local, Martín Insaurralde, la escritura del predio del santuario de los Santos Latinoamericanos

El santuario ubicado en la intersección de la avenida Perón y Quesada, en la localidad bonaerense de Fiorito, muy cerca del Puente La Noria, se trata de un importante centro de “vida y de fe” de la vicaría de la Ribera y de la diócesis. Los domingos hay misas, bautismos, casamientos y confirmaciones; los sábados se reúnen los scouts de la capilla San Cayetano, y además se realizan encuentros de la Pastoral Social.


La capilla, además, congrega cada año a la Vicaría de la Ribera para la celebración del Domingo de Ramos y el cierre de la celebración local de la Jornada Mundial de la Juventud, que reúne a cientos de jóvenes. En 2016 fue elegido como una de las cuatro iglesias jubilares para el Año de la Misericordia.

La donación del predio se había realizado en agosto, por parte del municipio de Lomas de Zamora.

Estuvieron presentes el obispo auxiliar de la diócesis, monseñor Jorge Torres Carbonell, el párroco de la catedral Nuestra Señora de la Paz y vicario general de la diócesis, presbítero Hugo Barrios.

LF