El gobierno bonaerense confirmó que los docentes cobrarán en los próximos días un aumento del 11,7% por la actualización por inflación del último trimestre de 2019, aunque aclaró que un remanente de diciembre “se percibirá con los salarios de marzo”.

En tanto, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) informó que “ya se presentó un reclamo” ante el gobierno por la postergación de ese remanente que debían cobrar este mes.

Según el comunicado oficial, el gobierno confirmó que “se respetará lo acordado en la paritaria docente 2019″ y sostuvo que la provincia «comunicará a los gremios docentes el mecanismo para el pago de la suma que quedó remanente por la diferencia del mes de diciembre último, que comenzará a saldarse en el mes de marzo”.

“Como es de público conocimiento, la situación financiera de la Provincia es sumamente compleja. Pese a estas dificultades, reafirmamos nuestro compromiso con las trabajadoras y los trabajadores bonaerenses. Seguimos trabajando para poner a la provincia de pie”, concluyó el texto.

Una fuente del gobierno explicó que “este mes ya se paga con el aumento” y detalló que lo que queda “es la diferencia entre el salario que se pagó en diciembre y el que se debería haber pagado porque al momento de liquidar los sueldos de diciembre aún no se tiene el dato de inflación necesario para el cálculo”.

La decisión fue cuestionada por la titular de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Mirta Petrocini, quien aseguró que “el salario no se toca, se lo dijimos a todos los gobiernos anteriores y se lo repetimos a este».

«El pago de la Cláusula Gatillo es un compromiso del año pasado y representa una conquista para toda la docencia bonaerense. No podemos pedirle a los docentes que sigan esperando», concluyó.

LF