El secretario general de la Unión de Docentes bonaerenses, Miguel Díaz, cuestionó hoy la decisión del Gobierno provincial de postergar a marzo el pago de un retroactivo salarial de diciembre. Reclamó que ese dinero sea depositado «lo antes posible».

Sobre la postergación del desembolso del retroactivo, el sindicalista explicó que se trata de «un pago de diciembre que se debía hacer ahora y el gobernador (Axel Kicillof) lo pasó para marzo porque no llega con los fondos».

«Es una barbaridad que no haya cláusula gatillo. Si no hay, vamos a tener que discutir cada tres meses el salario y vamos a pasar el año discutiendo y es un tema que desgasta», señaló Díaz.

«El Gobernador debe salir rápido de esta situación», insistió el gremialista.

A pesar de esta situación, descartó que su gremio evalúe poner en marcha un paro: «No estamos pensando en medidas de fuerza y que no empiecen las clases».

En este marco, Díaz consideró que «lo mejor que puede hacer el Gobierno, que basó su campaña en los jubilados y docentes, es rescatar a los docentes y dar un aumento sustancial en serio».

Rodrigo Gauna