Los trabajadores de la marca de pinturas ALBA denunciaron 30 despidos en una planta ubicada en Escobar, provincia de Buenos Aires.

Fuentes gremiales advirtieron acerca de 20 despidos de trabajadores de planta, otros cinco del sector de administración junto a cinco retiros voluntarios “que fueron despidos encubiertos”. La empresa en cuestión es la multinacional Akzonobel, que en la Argentina opera con la marca ALBA.

En #PrimeraMañana conversaron con Sergio Aguirre, delegado de la empresa Akzonobel.

El delegado afirmó: «Hay comentarios de que podría haber 28 despidos más, además de los que hicieron». «La Empresa lo único que dijo fue que se trata de una reestructuración, nada más que eso. De ninguna manera puede aducir crisis, porque en esta empresa no hay crisis».

«No existe el fundamento que utilizan, los trabajadores fueron elegidos desde diversos sectores, habían compañeros con 40 años de antigüedad, con 20 años también. No había motivos aparentes para despedirlos, lo que hicieron acá fue terrible. Es un ajuste brutal que trae flexibilización, tercerización, multiplicidad de tareas con la complicidad del gobierno nacional”, sentenció Aguirre.

«La manera de desvinculación fue totalmente abrupta, nos tomó de sorpresa». «Hay más de 20 trabajadores en la calle y no hicieron nada de nada». «Decidimos accionar de manera conjunta con los trabajadores despedidos», señaló.

Aguirre también aclaró lo que hizo la empresa: «La empresa con su accionar represivo y coercitivo, se acercó con un escribano. Nosotros no queremos hacer una asamblea porque no queremos que fracase por el terror que tienen los trabajadores instaurado».

Cuando le consultaron qué es lo que estaba realizando el Sindicato de la Empresa al respecto, dijo: «Hay una tibieza por parte del Sindicato. Hicieron solamente una denuncia ante la Secretaría de Trabajo. La connivencia entre la empresa y el Sindicato está implícita. Porque el Sindicato no está apoyando a los trabajadores despedidos».

Escucha la nota completa:

LF