Ayer hubo una movilización hacia el Congreso de la Nación, por parte de activistas que luchan por los derechos de los animales. Es en contra de un proyecto de «protección de animales de experimentación» que ellos consideran «poco transparente» y funcional a los laboratorios.  ‘Primera mañana’ dialogó con Elda, una militante de estas organizaciones.

 

 

«Repudiamos el proyecto de ley del diputado Alejandro Echegaray, de Cambiemos. El proyecto tiene el título de ‘protección de animales de experimentación en laboratorios’, el cual es muy engañoso, porque lejos de proteger a los animales, los condenan», señaló la entrevistada.

«Ha sido probado científicamente en Cambridge en 2012, que son conscientes, por consecuencia, sienten, y si sienten se dan cuenta de lo que les pasa. Más allá de eso, este proyecto que tuvo media sanción en Diputados, va en una dirección opuesta en la legislación más avanzada en la materia; es un retroceso», detalló Elda.

En ese sentido, la activista dijo: «El diputado Echegaray, señaló que se hacen experimentos para fármacos, cosméticos y otros productos; está mintiendo. En la Unión Europea eso está prohibido en cosmética y tocador desde 2013, y se invirtió para crear un laboratorio conformado por científicos de primer nivel que se dedicaron a desarrollar métodos alternativos para reemplazar el tipo de experimentos que se hacían en animales a fin de realizar estos productos».

La entrevistada aseguró que en el caso de cosmética, estas prácticas están prohibidas «en Israel, Noruega, en el Estado de California, en el Estado de San Pablo, en Taiwan, por nombrar algunos.»

«El 98% de las pruebas que realizan fracasan en humanos, y sólo el 6% de productos fármacos testeados son luego hechos en animales; de ese porcentaje hay registro de muchos casos tóxicos y hasta mortales, porque hay diferencias fisiológicas, anatómicas, etcétera», sostuvo y en esa línea contó: «Hay cada vez menos utilización de animales en experimentación en otros países, la tendencia en el hemisferio norte es que eso desaparezca en diez años».

Respecto del tema fármacos, que requeriría un análisis más complejo por la envergadura que tiene, la defensora de derechos de los animales señaló: «En fármacos, se necesita voluntad, decisión y recursos para desarrollar métodos alternativos, como en la Unión Europea» donde existe una normativa concreta que restringe y controla los experimentos en animales. Tal es el caso de la Comisión de la Unión Europea para la Validación de Métodos Alternativos. donde «se facilita una base de datos de drogas de modo de restringir la repetición de un experimento para formular un medicamento» y  «aplican mecanismos exigentes de aprobación, inspección y la obligatoriedad de filmar al animal utilizado por los investigadores durante la duración completa del experimento» sostuvo Elda.

Finalmente, la proteccionista afirmó que «el proyecto de ley de Etchegaray condena a la ciencia a Argentina a utilizar métodos caducos para proteger los intereses económicos de los bioterios y laboratorios de experimentación que ven amenazado su negocio en el hemisferio norte.»

 

ESCUCHÁ LA NOTA COMPLETA:

 

Carolina Bisgarra