La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, denunció que de los 34 camiones de basura del sistema de recolección local, el macrista Martiniano Molina solo dejó 15 en funcionamiento.

«Nos dejaron el sistema de recolección de residuos destruido», aseguró Mendoza y alertó que corre riesgo un servicio esencial.

Por eso, advirtió a los vecinos que, incluso habiendo arreglado ya cinco de los 19 camiones fuera de servicio y utilizándolos a tope, solo pueden recoger el 60% de los 650 mil kilos de basura que diariamente produce el partido, reseñó La Política Online. El resto se intenta recoger con un sistema creado para paliar la crisis.

Cada camión recolector debería recorrer 340 cuadras diariamente y actualmente los están haciendo recorrer 800 cuadras, aclaró un comunicado.

«Por esta razón se declaró la Emergencia Ambiental y ya estamos trabajando para poder contar con los camiones necesarios y tener un servicio de recolección completo y eficiente», aclaró la intendenta kirchnerista en un breve informe que publicó en las redes sociales. Otra pesada herencia de Molina.

Tambien te puede interesar:

LF