La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), circunscripción de docentes porteños que lidera Eduardo López, aseguró que «cada vez más docentes abonan el impuesto a las ganancias».


En un comunicado expresaron que esta medida antipopular «impacta hasta en el cobro del bono salarial que procuró compensar parte de la pérdida del poder adquisitivo de los haberes durante 2018».

Afirmaron que lejos de «cumplir la promesa realizada durante la campaña electoral de 2015, cada vez más docentes abonan el mal llamado impuesto a las ganancias».

«En 2015, sólo el 13 por ciento de los docentes pagaban ese tributo. Más de la mitad de los docentes está hoy alcanzada por el gravamen», señalaron.

Agregaron que «el gobierno prometió en campaña su eliminación, pero en los hechos cada día lo abonan más trabajadores. Una maestra recién iniciada y con jornada completa también sufrirá el descuento».

Concluyeron que en «un contexto de tarifazos y de escalada inflacionaria de los precios de los productos de primera necesidad, las recomposiciones salariales están reducidas por la aplicación de ganancias, al igual que el bono percibido el 15 de marzo».

Carolina Bisgarra