El hombre y la mujer que ingresaron al país de manera irregular el martes pasado y fueron detenidos el viernes, declaran hoy ante el juez federal Luis Rodríguez.


Después de salir de España con documentos fraguados y de presentar en Ezeiza otros también falsos se comprobó que, sin hablar español, hicieron aquí una llamada local de 85 segundos. A diario cambiaban de alojamiento.

Intentan desbloquear uno de los dos teléfonos que usaban. Los funcionarios de Migraciones que aprobaron su entrada fueron suspendidos. En un comunicado de Migraciones sostuvieron: «El personal no verificó adecuadamente la información. Los dos funcionarios fueron suspendidos de inmediato».

En el Gobierno hay preocupación y desde Seguridad reforzaron la vigilancia en el acto de hoy por los 27 años del atentado contra la Embajada de Israel.

Carolina Bisgarra