Lo dijo Sergio Magnante, Argentino que vive en Italia, en diálogo con la 97 al referirse a la situación que viven en dicho país a raíz de las últimas medidas tomadas por el gobierno con el fin de contener la expansión del virus.

“Nosotros estamos bien, en familia, pero estamos viviendo una situación muy compleja”. “Hay más de 5000 casos y el virus se está difundiendo por todas las regiones del país. Las distancias entre los pueblos son muy cortas y eso facilita la transmisión”.

“Las autoridades pidieron que nos quedemos adentro de las casas, cerró todos los lugares que propician reuniones como bares y restaurantes, y sólo permite que los ciudadanos se muevan por trabajo, salud o en busca de alimentos” informó el ciudadano.

En otro orden, Margnate se refirió a cómo tomó la sociedad estas medidas y dijo “a pesar de que el gobierno garantizó el normal abastecimiento, en algunos lugares hubo saqueos”.

Escuchalo

LF